Provincia
Tendencia

Cárcel para dos yihadistas detenidos en la provincia de Ciudad Real

Uno de ellos creen que podría haber estado preparando un atentado

Los dos yihadistas detenidos en Bolaños de Calatrava (Ciudad Real) en mayo de 2020 han aceptado una pena de dos años de prisión por autoadoctrinamiento, lo que supone una rebaja de un año y medio respecto a la petición que emitió la Fiscalía en su escrito de acusación.

Los dos encausados, S.B.E.B. y A.D.E., han reconocido los hechos este martes desde el banquillo de la Audiencia Nacional y se han mostrado conformes con la modificación del primer escrito del Ministerio Público.

Al primero de los acusados –preso desde su detención y que cumplirá el resto de la condena– se le relaciona con el Estado Islámico y su arresto se precipitó ante la posibilidad de que estuviese preparando un atentado en España.

Según el escrito de acusación, asumió el rol de miembro de Dáesh cuando residía en Marruecos, “poniendo en práctica la estrategia global del Estado Islámico, no solo participando en la ciberactividad, sino también desarrollando un papel adoctrinador en su grupo”.

Dos condenados en Marruecos por yihadismo así lo corroboraron, al declarar que fueron captados por el investigado, del que dijeron además que tenía intención de llevar a cabo un ataque terrorista en España.

Los investigadores también constataron que este acusado, a través de la aplicación de mensajería Conversations en la que participaba con el nombre de usuario «espada cortante», pidió el 13 de mayo de 2020 ser agregado a la Fundación Electrónica Aafaq (Horizons).

Según explica la Fiscalía en su escrito de acusación, se trata de «un grupo cibernético que se alinea con el Estado Islámico» y que «proporciona instrucciones a los yihadistas sobre cómo escapar de la vigilancia de las autoridades occidentales».

Por su parte, A.D.E. –puesto en libertad tras su detención- no entrará en prisión ya que la nueva pena solicitada por la Fiscalía no excede la condena de dos años y el encausado no tiene antecedentes penales. 

A este acusado se le considera colaborador en las tareas de adoctrinamiento de S.B.E.B. Ambos, según el Ministerio Público, mantuvieron «reuniones habituales en las que reforzaban sus idearios yihadistas y su posicionamiento a favor de la organización terrorista Dáesh», tratando de captar a al menos otras dos personas, si bien «no hay constancia» de que éstas «aceptaran los propósitos criminales» del principal acusado.

En dichas reuniones, siempre según el escrito de la Fiscalía, se reproducía material audiovisual «de extrema gravedad, con escenas explícitas de ejecuciones de Dáesh empleando todo tipo de métodos, desde degollamientos hasta el uso de armas de fuego», así como sermones de llamamiento a la realización de la yihad, al martirio y a la adhesión al Estado Islámico. 

/El Digital de Albacete/

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba