Ciudad RealPortada

El mensaje del gerente del Hospital de Ciudad Real sobre la vacunación

El gerente del Hospital General Universitario de Ciudad Real, Alberto Jara, ha señalado a Efe que la vacunación contra la covid hará que las nuevas olas del coronavirus que puedan llegar sean «más leves».

Alberto Jara ha hecho estas manifestaciones al programa de radio de EFEsalud, «El Bisturí», dentro del proyecto de este canal para 2021, en el que semanalmente habla con el hospital de una provincia española sobre cómo han vivido y viven la pandemia.

«La vacunación es la esperanza de la sociedad en esta pandemia. Yo creo que es el paradigma de lo importante que es la investigación, y las alianzas a nivel mundial que se han hecho para que las vacunas estuvieran disponibles en un tiempo sin precedentes», ha valorado.

Jara ha señalado: «Avanzaremos en la vacunación en función del número de dosis que nos lleguen. Esto va a tener efectos beneficiosos y las posibles olas futuras van a ser diferentes y más leves».

No obstante, el gerente ha precisado: «La incertidumbre ha sido el elemento que ha presidido la pandemia y hay que ser prudentes y cautelosos. La vacunación progresiva es el dato esperanzador para vencer al virus, pero debemos estar preparados ante posibles olas y otras contingencias».

El primer caso sospechoso llegó al Hospital General Universitario de Ciudad Real el 30 de enero de 2020, un paciente español que había estado en China; y el primer caso confirmado fue semanas después, el 8 de marzo.

«Entonces empezó la escalada pandémica de la primera ola», recuerda Jara, quien destaca que activaron ya protocolos frente a la epidemia a finales de enero, con el primer caso sospechoso.

EFEsalud pregunta al gerente si en el hospital hubo escasez de equipos de protección y respiradores.

«La escasez de equipos fue global y mundial con la demanda brusca que se produjo. Nos obligó a ser estrictos en su gestión. En nuestro hospital se infectaron un 60 % menos que la media de contagios de sanitarios en todo el país», señala.

¿Y el tratamiento a otras patologías se pudo mantener?

«Todos los recursos disponibles, humanos y materiales -dice el gerente- se orientaron a cualquier paciente, covid o no covid, pero en la primera ola, el patrón de la demanda cambió y bajó la demanda asistencial con una baja presión en urgencias».

En esos primeros meses -prosigue Jara- el 70 por ciento de la actividad fue covid, pero «en la segunda y tercera ola, aumentó la demanda de patología no covid. Hemos tenido que compatibilizar los dos tipos de asistencia».

El Hospital General Universitario de Ciudad Real ha participado en estudios, conjuntamente con otros centros sanitarios, para adquirir conocimientos sobre los efectos trombóticos de la covid e investigar en tratamientos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba