Castilla La Manchaultima hora

Page se manifiesta sobre el fin del Estado de Alarma

Pide "coherencia" y apoyar al Gobierno de Pedro Sánchez en su decisión

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido «coherencia» y apoyar al Gobierno de Pedro Sánchez en su decisión de poner fin al estado de alarma. Convencido de que, en caso de ser necesario, el Estado articulará otros mecanismos, ha lamentado el debate surgido sobre esta cuestión, generado por la falta de «lealtad» de los grupos políticos.

De este modo se ha pronunciado desde Santa Cruz de Tenerife, donde ha presentado junto al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, el convenio de cooperación entre ambas comunidades autónomas para el desarrollo del proyecto Historia Clínica Electrónica Estándar, sobre la polémica surgida en torno a la intención del Ejecutivo central de poner fin al estado de alarma el 9 de mayo.

Tras defender que el problema no es de naturaleza jurídico-constitucional sino «política y parlamentaria», el presidente castellanomanchego ha aseverado que «a nadie le guata tomar medidas restrictivas» y que lo que dijo el presiente del Gobierno, Pedro Sánchez, no es que el día 9 se acabe el estado de alarma «sino que el Gobierno, y el país en su conjunto, trabaja para que ese día no sea necesario tenerlo».

Ha precisado que hasta esa fecha quedan varias semanas y por ello se ha mostrado «absolutamente convencido de que si la alarma sigue, el Estado arbitrará mecanismos. «No nos podemos quedar en ningún limbo, no le interesa a nadie», ha considerado García-Page, que ha añadido que sería «razonable» hacer a futuro una reflexión sobre la legislación excepcional.

«Ya no se tendría que estar con esta indigencia de estar prorrogando cada 15 días el estado de alarma. El espectáculo que se dio en la primera ola cuando el Gobierno tuvo que estar casi mendigando cada 15 días que le permitieran ser duro es una cosa verdaderamente incomprensible. Si el Gobierno tuviera asegurado de antemano la lealtad de todos los grupos políticos, porque esto no es un problema político sino técnico y estrictamente de seguridad jurídica, estoy convencido de que no habría debate».

Dicho esto, ha precisado que la última vez que el Gobierno decretó el estado de alarma fue a petición de las autonomías y, por tanto, si cuando llegue ese 9 de mayo se siguiera necesitando, ha insistido en que el Gobierno de España «habilitará mecanismos» si se lo plantea todo el mundo.

«Lo que no tengo tan claro es el comportamiento ambivalente de algunos partidos. En unas regiones dicen que son poco más o menos que prohicionistas y antilibertad y en otras literalmente son las más restrictivas. Hay partidos que se apuntan a todo», ha criticado.

Por ello, ha terminado pidiendo «coherencia» y apoyar al Gobierno central. «Es mejor tener estrategia, aunque sea equivocada entre todos, a no tenerla. Este galimatías no ayuda a nadie, despista a los ciudadanos y a los propios profesionales», ha zanjado.

/El Digital de Ciudad Real/

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba