noticias tomelloso

El Ayuntamiento de Tomelloso informa de todos los pasos dados tras el derrumbe de las viviendas de la calle Lope de Vega

/El Digital de Ciudad Real/

El concejal de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento de Tomelloso, José Ángel López y la concejala de Servicios Sociales, Montse Moreno, han informado este viernes de la situación en la zona donde el pasado 7 de febrero se produjo el derrumbe de tres viviendas y de los pasos que se han dado desde entonces para recuperar la normalidad en la misma y ayudar a las tres familias afectadas, a las que se ofreció en un primer momento alojamiento en hostales de la localidad y a cuya disposición se han puesto ya dos inmuebles propiedad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y un piso propiedad del Ayuntamiento, que se está terminando de acondicionar, además de otros recursos para la adquisición de artículos de uso personal y de asistencia social y psicológica.

Lo más urgente desde el primer momento, ha incidido López, fue asegurar la zona, desescombrar la vía pública y evaluar el alcance de la cavidad que había bajo la vía pública y bajo los inmuebles afectados. Cavidad cuyas características no se corresponden, ha destacado, con las de las tradicionales cuevas que hay bajo muchas casas de Tomelloso y que cuentan, ha explicado, “con una tosca prominente y espesores bastante importantes” para su uso como bodegas, sino con la de una galería de extracción de artesanal de arenas, sin una geometría específica, de grandes proporciones (llega a triplicar la de una de esas cuevas tradicionales) y una tosca “escasa y bastante deleznable hasta el punto de que en algunas zonas no existe”.

Aunque aún está por determinar con exactitud el ámbito de la cavidad, ha indicado el concejal, las obras realizadas en la vía pública han permitido ya alcanzar cotas en las que el terreno es estable permitiendo iniciar la reconstrucción de la calzada. La cavidad presenta, ha señalado, una cota aproximada de seis metros de fondo bajo el pavimento de la calle y se está terminado de descubrir las zonas más deleznables del terreno. Una vez asegurado el terreno, ha adelantado, se comenzará a compactar y consolidar el suelo para volver a dejar la calzada transitable. La intención es, según ha explicado el concejal de Obras, empezar a levantar distintas capas para levantar desde la existente a -6 metros hasta la cota cero, “con la debida calma, cuidado y precaución para no transmitir vibraciones o movimientos que puedan alterar el estado ya de por sí precario de la propiedad privada”.

Desde el departamento de Obras se están encargando también de la adecuación y acondicionamiento del piso puesto a disposición de una de las familias por el Ayuntamiento de la localidad que, además, ha destinado 4.000 euros a la compra de mobiliario y electrodomésticos para esta vivienda. Las otras dos tendrán acceso a sendas viviendas de la Junta de Comunidades.

El concejal ha destacado también que los grupos municipales han recibido en comisión información directa de los técnicos municipales sobre todos los trabajos que se están realizando “con absoluta transparencia” y permitiendo que puedan hacer todas las preguntas que han estimado oportunas.

José Ángel López, ha hecho un recorrido por todos los pasos que se han ido dando desde el 7 de febrero. Ha relatado así que ese mismo día en el que ocurrió el derrumbe se personaron en el lugar de los hechos la alcaldesa, Inmaculada Jiménez y el concejal de Seguridad Ciudadana, Francisco José Barato, para acompañar a las familias. También se desplazaron a la zona técnicos de Urbanismo, donde fueron asistidos por la fuerzas de seguridad para hacer una primera evaluación del alcance de la situación producida.

Al día siguiente, el lunes por la mañana comenzaron los movimientos de tierra para desescombrar y los trabajos para asegurar la zona, acotándola. Una labor para la que se contrató, por vía de urgencia, ha explicado el concejal de Obras y Urbanismo, a una empresa local que en los días sucesivos se encargó también de la retirada de enseres como muebles, electrodomésticos y objetos de valor que se pudieron recuperados para las familias. Enseres que fueron trasladados por trabajadores del departamento de Obras a una nave puesta a disposición por el Ayuntamiento para su almacenaje.

López ha incidido además en que durante los primeros días el entorno de la obra estuvo vigilado por Policía Local y Guardia Civil, en distintos turnos, en los horarios en los que la empresa no estaba trabajando para evitar vandalismo y robos así como el acceso a la zona de personas por el peligro existente.

Una vez realizadas estas primeras labores de recuperar los enseres y objetos de valor se iniciaron las inspecciones diarias por parte de los servicios técnicos municipales para las que se han contratado también los servicios de un geólogo externo especialista en la materia.

También la concejala de Servicios Sociales ha enumerado todos los pasos dados desde su departamento para asistir a las familias poniéndose a su disposición, ha dicho “con todos los medios materiales y humanos de los que disponíamos”. En un primer momento fueron atendidas, ha explicado, por la trabajadora social de zona y la psicóloga del Centro de Servicios Sociales. Desde el Ayuntamiento se contactó además con el área de Fomento de la Delegación de la Junta en Ciudad Real para analizar las opciones de realojamiento de las familias tras la pérdida de sus viviendas.

Ha recordado también que la alcaldesa, Inmaculdada Jiménez, se reunió al día siguiente del derrumbe con las familias afectadas comunicándoles que se pondrían a sus disposición dos viviendas de la Junta y una del Ayuntamiento y que hasta resolver las gestiones oportunas, se les ofrecía alojamiento en alternativo en hostales de la localidad con los gastos sufragados por el Ayuntamiento. Opción que solo utilizó una de las familias ya que las otras dos fueron alojadas en un primer momento en viviendas de familiares, según ha especificado Moreno. Este martes, 16 de febrero, se gestionó desde el Ayuntamiento el alojamiento temporal de las familias en varios apartahoteles por un importe de 1.800 euros hasta que termine la adecuación de las tres viviendas.

Durante todo el tiempo transcurrido desde el derrumbe los afectados contaron con la asistencia de dos trabajadoras sociales y de la psicóloga y se realizaron desde Servicios Sociales diferentes gestiones con otras administraciones con resultado positivo, ha incidido, por parte de todas ellas.

Tanto López como Moreno, han agradecido el trabajo realizado por todos los que han colaborado desde el primer momento en labores de protección, apoyo y asistencia humanitaria desarrolladas desde que tuvo lugar esta “catástrofe”, hasta ahora: desde los técnicos de Obras y Urbanismo a los psicólogos de Servicios Sociales pasando por Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil y Bomberos, todos ellos implicados en la recuperación de la normalidad y en la asistencia a las familias.

Desde el día que ocurrieron los hechos hasta hoy han reseñado, no se ha dejado de trabajar en la zona y con las familias. Aún queda por delante mucho trabajo que, ha afirmado el concejal de Obras, “llevará tiempo porque se hará con mucha prudencia y dando pasos firmes”.