Presentada en Daimiel una guía pensada para “la reflexión y la oración”

/El Digital de Ciudad Real/

Un cuadro al pastel de Feliciano Moya será la imagen de la Semana Santa daimieleña 2021. Esta composición donde destaca un primer plano del Cristo del Consuelo se completa en su parte inferior con una vista de la Plaza de España desde la espalda del Olivo Milenario. El pintor de Aldea del Rey recogió su galardón anoche (400 euros y emblema) y vio ya su trabajo impreso en el cartel y en la portada de la guía, que se presentaron en un breve acto a puerta cerrada en el centro Josefinas. Las restricciones sanitarias frente a la COVID-19, asumidas para toda la Cuaresma en una directriz que el Obispado de Ciudad Real ha enviado a las parroquias de la Diócesis, limitó a seis personas esta puesta de largo que, en circunstancias normales, dejaba pequeño el salón de actos, como recordó Fernando Gigante, presidente de la Junta de Hermandades. 

Gigante lamentaba estas circunstancias, pero valoraba que, a pesar de que la Semana Santa será de nuevo “atípica” por la ausencia de procesiones, la Junta de Hermandades haya hecho el esfuerzo de lanzar esta guía. Una publicación que sería “impensable” sin el trabajo de Marcelino Ruiz de la Hermosa, de la colaboración de Vicente Moreno o de la aportación de cada una de las cofradías y hermandades locales. Esta excepcionalidad ha quedado reflejada en la guía para que “no sea una más” y sirva de “punto de inflexión como cristianos y cofrades”. Por eso, el “núcleo central” es un Vía Crucis especial de Daimiel que invita “a la reflexión y a la oración”, destacaba Gigante. 

La otra novedad de esta edición es que no lleva publicidad y “habrá que sufragarla entre todos”. La guía se venderá por un euro y se podrá adquirir en las librerías locales, en las parroquias o pidiéndosela a las directivas de las cofradías y hermandades. Gigante comentaba que se han editado 1.000 ejemplares. Una tirada muy inferior a la del año pasado donde, debido al confinamiento, muchas guías se quedaron guardadas en cajas y eso ha complicado el cobro de la publicidad que incluía. “Creemos que el pago de un euro es asumible por todos los bolsillos”, añadía.

El consiliario de la Junta de Hermandades, Jacinto Naharro, también destacó el papel de Marcelino Ruiz de la Hermosa en la confección de la guía y felicitó al autor del cartel por la manera de plasmar, a su juicio, que “Cristo está con nosotros”, a pesar del momento que vivimos. Naharro recordó a las víctimas y a las familias que han sufrido lo peor de esta pandemia, y animó a encarar la Semana Santa desde “una Cuaresma en silencio para escuchar lo que Dios nos pide”. Una mirada que, insistió, debe ser “desde la esperanza porque Jesucristo murió por nosotros para la salvación de todos los hombres”.Naharro aprovechó la presencia del alcalde, Leopoldo Sierra, para agradecer la disposición y la colaboración del Ayuntamiento de Daimiel con las parroquias y la iglesia de Daimiel. 

Esa sintonía también la incluía en sus palabras Sierra para destacar las aportaciones que llegaron desde las cofradías y hermandades en los momentos más complejos de esta pandemia. El alcalde recordaba que durante estos meses “hemos perdido a muchos familiares y amigos por el camino”, pero a su vez se ha abierto paso una conciencia y una fraternidad colectiva para cubrir las necesidades que hubo, sobre todo, en la primavera pasada. “Cambiasteis oficios, cabildos y procesiones por la donación de mascarillas, epis y máquinas de ozono”, destacaba. 

El calendario de este 2021 “lo sigue marcando el virus”, y por eso el alcalde pedía que la bajada de las cifras de contagios o el buen tiempo no deje de lado la responsabilidad. Y es que, en palabras de Sierra, celebrar la Semana Santa de “una manera más discreta no significa que sea menos intensa”.