La Policía Nacional detiene in fraganti a un ladrón en Ciudad Real

/El Digital de Ciudad Real/

La Policía Nacional ha detenido a un individuo en el momento en que estaba perpetrando un robo con fuerza en un bar de Ciudad Real. El presunto autor de los hechos fue sorprendido in fraganti por los agentes gracias a que fueron avisados rápidamente por un Policía Nacional jubilado que presenció los hechos.

Sobre las 16:55 horas del día 10 de noviembre se recibió a través del 091 una llamada telefónica de un Policía Nacional jubilado alertando de que un individuo estaba manipulando la puerta trasera de un restaurante, y que al parecer pretendía forzarla para entrar. Inmediatamente se dirigieron al lugar varios indicativos policiales, sorprendiendo a este varón agachado y forzando la puerta del establecimiento con un machete, por lo que procedieron a su detención. 

Los agentes comprobaron que previamente había forzado un almacén anexo al establecimiento y que además del machete se le intervino un destornillador con forma de ganzúa.

El detenido, al que le constan numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio, ha sido puesto a disposición judicial, donde tendrá que responder por un delito de robo con fuerza en grado de tentativa.

La Policía Nacional ha reforzado los dispositivos para prevenir hechos delictivos, concienciar a los ciudadanos de la importancia de las normas sanitarias establecidas y velar por su respeto y cumplimiento, prestando especial atención a las entradas y salidas de vehículos de las ciudades, así como a la estación de ferrocarril y autobuses. 

También durante el horario nocturno se están llevando a cabo vigilancias y controles para impedir contagios en reuniones de fiestas y “botellones”.

Policía Nacional: servicio y dedicación al ciudadano las 24 horas del día

Es importante que si un ciudadano presencia o tiene conocimiento de un hecho delictivo, lo comunique inmediatamente a la Policía Nacional, por lo que tienen a su disposición el número de teléfono: 091, que trabaja ininterrumpidamente, 24 horas, 365 días al año para resolver todo tipo de problemas de seguridad que se puedan plantear.

Gracias a la llamada realizada por un Policía Nacional jubilado se ha conseguido evitar el robo en el restaurante, siendo éste un claro ejemplo de que, cuando un Policía Nacional se jubila, tiene una experiencia adquirida a lo largo de su carrera profesional, y tiene intacto su compromiso y espíritu de servicio en defensa de la seguridad y libertad de los ciudadanos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*