El Gobierno regional redibuja su hoja de ruta en el marco del diálogo social a través del Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo

/El Digital de Ciudad Real/

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha iniciado el trabajo para redibujar el Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica de la región en el marco de la concertación y el diálogo social para su adaptación a las circunstancias actuales, un rediseño que empieza en el nombre mismo del Pacto, que pasa a ser, de acuerdo con lo establecido con los agentes sociales, como Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo de Castilla-La Mancha.

Ese rediseño, que afecta incluso al horizonte temporal, que amplía la vigencia del acuerdo hasta el año 2024, se ha puesto en marcha hoy con la reunión de la mesa del Eje 1 del Pacto, presidida por la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, que ha avanzado que el Pacto cuenta con más de un millar de propuestas de cerca de 200 entidades del tejido económico y asociativo de la región, y ha explicado que el nuevo Pacto servirá también para abrir a la participación de las entidades que forman parte de él la propuesta de proyectos para la captación de fondos europeos del programa Next Generation.

Patricia Franco ha presidido la reunión de la mesa de trabajo del Eje 1 del nuevo Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo de Castilla-La Mancha, una denominación que sustituye al Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica de Castilla-La Mancha para su adaptación a las circunstancias actuales.

Este cambio de denominación, de acuerdo con los agentes sociales, supone una declaración de intenciones al respecto de la labor que se va a desarrollar en las mesas que se ocupan de los ocho ejes con los que cuenta el acuerdo social, y que aborda el rediseño y la adaptación de las medidas que habían propuesto las asociaciones y entidades que forman parte de ellas. “Hemos recibido más de 1.000 propuestas por parte de casi 200 entidades, y el trabajo que debemos emprender ahora es redibujar y readaptar esas propuestas al escenario derivado de la crisis sanitaria”, ha dicho la consejera, que ha reconocido que las decisiones a tomar a propósito de ese millar de propuestas van en tres sentidos: “por un lado, mantener aquellas medidas que tienen total vigencia fijando su posición; por otra parte, desechar aquellas que habíamos planteado y dejan de tener sentido en el escenario actual; y en tercer lugar, modificar o reeditar aquellas que, siendo válidas, necesitan una mirada especial adaptada al COVID”.

Esa reformulación del Pacto afecta también a su horizonte temporal, previsto de manera inicial en el periodo 2020-2023 y que se ampliará para abarcar el periodo 2020-2024, “porque necesitamos una mirada a largo plazo”, ha explicado Patricia Franco, que ha afirmado también que las distintas mesas del Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo de Castilla-La Mancha serán también escenario de participación de las entidades y asociaciones que forman parte del mismo en las propuestas y el diseño de proyectos para la captación de fondos europeos en el marco del programa Next Generation, “para empezar a trabajar en el futuro de nuestra economía contando también con los nuevos fondos”.

El Pacto por la Recuperación y el Plan de Medidas, con un alto grado de ejecución

Patricia Franco ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha cuenta, en el marco del diálogo y la concertación social, con dos herramientas para el impulso y el apoyo al tejido económico y productivo que continúan en vigor mientras se avanza en el rediseño del Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo: el Pacto por la Recuperación Económica y el Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica de la región con motivo del COVID. En el caso del primero, la consejera ha avanzado que el Pacto “finaliza en el mes de diciembre”, y que el balance hasta la fecha contabiliza “el 100 por cien de las 420 medidas iniciadas, con el 85 por ciento ejecutadas en su totalidad, habiendo superado la ejecución presupuestaria prevista hasta alcanzar el 112,3 por ciento”, lo que supone, ha indicado, “haber destinado más de 3.580 millones de euros a la recuperación económica de la región”.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha reconocido que la evaluación de los pactos y planes “nos permite rendir cuenta a la sociedad de cuál es el momento en que nos encontramos”, y se ha referido al Plan de Medidas Extraordinarias como “la red para mitigar en lo posible el impacto del COVID en nuestra economía, siendo el nuevo Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo una hoja de ruta a largo plazo”. El Plan de Medidas Extraordinarias, ha detallado, “se encuentra al 85 por ciento de su ejecución, con el 9 por ciento de ese porcentaje ya ejecutado en su totalidad, habiendo alcanzado ya el 76 por ciento del total de su ejecución presupuestaria”, y ha recordado que el horizonte temporal previsto para el Plan es 2020-2022.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*