8 m jccm
noticias castilla-la mancha

Mañana se publica la orden que regula la entrada de uva en bodega con al menos 9 grados para elaborar vino en Castilla-La Mancha a favor de la calidad

/Redacción/

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica este viernes la orden del Gobierno regional para regular la entrada de la uva en bodega con al menos 9 grados para elaborar vino. Una apuesta “valiente” del Ejecutivo en una apuesta clara y dando continuidad al trabajo realizado a favor de la calidad de los vinos que se elaboran en la región.

Así lo ha avanzado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural y presidente de la Fundación Tierra de Viñedos, Francisco Martínez Arroyo, a los integrantes del sector durante la reunión del Patronato de la Fundación celebrada en Tomelloso, en la sede del IVICAM, Centro de Investigación de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha adscrito al IRIAF, recuperado por el Ejecutivo en la pasada legislatura y ubicado en la localidad de Tomelloso (Ciudad Real).

Según ha informado en nota de prensa el Ejecutivo, el consejero ha defendido que con esta regulación se trata de dar una “señal” al mercado y ha esperado que su acogimiento por los miembros de la cadena vitivinícola sea “positiva y bien recibida”.

Según ha esgrimido, es un paso más en las diferentes “medidas y formatos” en los que se viene trabajando desde la Consejería, y que redundará en que se permita presumir de un producto de excelencia y tan representativo para Castilla-La Mancha como es el vino.

Este ha sido uno de los puntos que se han abordado en la reunión de este jueves, además de realizar un análisis de la situación del propio sector que pasa por las medidas de intervención de mercado puestas en marcha como la destilación de crisis, el almacenamiento privado y la cosecha en verde. Estas medidas, ha dicho Martínez Arroyo, van a permitir retirar 2,2 millones de hectolitros de vino en la región.

En este sentido, ha resaltado que por primera vez en la región va a haber una “razonable” limitación de rendimientos de 18.000 kilos en tinto y una limitación de 20.000 kilos en blanco.

De este modo, y teniendo en cuenta los grados que se marcan en la nueva orden para entrar en bodega, es una apuesta clara “por calidad y por el sector vitivinícola”. Así, se ha mostrado confiado en que “se ponga en marcha de manera sencilla y comprometida en la campaña que estamos a punto de iniciar”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*