8 m jccm

La Junta: “No se cierran camas, se adecúa la capacidad asistencial a la demanda”

/Marta López/Fotos: Ángel Chacón/

El sindicato de enfermería SATSE denunciaba este martes que en los hospitales de Castilla-La Mancha se cerrarán 200 camas este verano. De este modo, aseguraban que el cierre de camas hospitalarias tiene como objetivo “ahorrar dinero y no tener que contratar personal sanitario para reducir las listas de espera”. Además ponían de manifiesto que el COVID-19 “sigue estando entre nosotros y es posible que se produzca una nueva oleada tras la grave crisis sanitaria sufrida en los últimos meses”.

No conozco el concepto de cierre de camas y he trabajado una parte importante de mi vida en la gestión hospitalaria”, indicaba al respecto el director general de Salud Pública, Juan Camacho. Además, añadía que “las camas no se cierran”.

Por tanto explicaba que “en este momento lo que se hace es día a día adecuar la capacidad asistencial a la demanda”, e indicaba que “tenemos la ventaja de retornar a nuestra máxima capacidad en prácticamente 24 horas”. De este modo, subrayaba que “el cierre de camas no existe sino la adecuación de los recursos a cada momento”, y añadía que “no se cierra ni deshabilita ni una sola cama”.

Hacía Juan Camacho hincapié en que “lo que tienen que tener todos los sistemas de asistencia sanitaria es la suficiente capacidad de respuesta que como se ha demostrado, es descomunal, para ampliar sus recursos prácticamente de un día para otro y especialmente en las circunstancias que tenemos”. Por tanto subrayaba que “podemos ocupar no 200, sino 400, 500 o 600 camas”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*