Se reanudan los trabajos para crear el Geoparque Volcánico de Ciudad Real

La Diputación Provincial de Ciudad Real ha acogido este lunes la reunión en la que se ha retoma el proyecto de creación del nuevo Geoparque Volcánico del Campo de Calatrava, en la que se ha constituido la comisión asesora que se encargará de elaborar el proyecto que se presentará a la UNESCO.

La iniciativa, que está impulsada por la Diputación de Ciudad Real, ha permitido retomar los trabajos y la realización de algunos de los trámites que son previos y necesarios para obtener la declaración de geoparque por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Por un lado, atendiendo a las conclusiones de las jornadas que se celebraron en noviembre, y siguiendo también las indicaciones del comité científico, se ha acordado que la propuesta pase a denominarse “Proyecto Geoparque Volcanes de Calatrava. Ciudad Real”.

Asimismo, se ha adoptado la decisión de nombrar coordinador del proyecto a Alfonso Martín-Grande Anguita y coordinador del Comité Científico a Federico Grande Pinilla.

Por otra parte, se ha considerado oportuno convocar un concurso, cuyas bases serán publicadas en breve en el Boletín Oficial de la Provincia, con el objetivo de dotar con un logotipo al proyecto.

Entre las propuestas, que habrán de ser remitidas o entregadas en el Registro General de la institución provincial dentro de un plazo de 25 días naturales contados a partir del día siguiente de la publicación del concurso en el Boletín Oficial de la Provincia, se valorará la creatividad, calidad y originalidad de los trabajos, así como su versatilidad para ser utilizados en diversos soportes.

El proyecto del Geoparque pretende poner en valor la riqueza volcánica que encierra la provincia de Ciudad Real.

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, en un comunicado de prensa, ha señalado que es preciso promover en Ciudad Real el reconocimiento de un territorio, con unos límites claramente definidos, como una zona que acredita un patrimonio geológico singular que “puede y debe ser utilizado como motor de desarrollo social, cultural, natural, turístico y económico”.

Ha reiterado que un geoparque no comporta ningún tipo de protección medioambiental y ha añadido que aunque se fundamenta básicamente en peculiaridades geológicas comunes, los objetivos con los que se pretende poner en marcha este geoparque obedecen a la necesidad de impulsar sinergias entre el patrimonio geológico con otro tipo de riqueza endógena como la natural y la cultural.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*