García-Page invita a participar en el Comité de la desescalada de la región a los expertos del Colegio Oficial de Veterinarios de Castilla-La Mancha

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha propuesto oficialmente al Colegio Oficial de Veterinarios de la región formar parte como miembros del Comité Técnico de Seguimiento para abordar la desescalada y la salida de la crisis sanitaria en la región, al ser un colectivo “experto” en cuestiones de salud pública. Un Comité que ya cuenta con la presencia de un veterinario – el representante de Agricultura – el viceconsejero de Medio Rural, Agapito Portillo. 

Así se lo ha trasladado hoy el jefe del Ejecutivo regional durante la videoconferencia que ha mantenido con los representantes del Colegio Oficial de Veterinarios de Castilla-La Mancha, con la asistencia de los cinco presidentes provinciales encabezados por el de Toledo, a su vez presidente regional de la entidad, Luis Alberto García Alía, desde el Palacio de Fuensalida en Toledo. Una reunión en la que han estado presentes los consejeros de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, y el de Sanidad, Jesús Fernández.

En la rueda de prensa posterior a la videoconferencia, el consejero Martínez Arroyo ha dado traslado del compromiso del Gobierno regional con este colectivo, que cuenta con presencia tanto en la empresa privada como en la propia administración pública.

Así, ha recordado que el Gobierno regional consideró como servicios esenciales gran parte de los trabajos del personal veterinario de la administración desde el inicio de la pandemia. Ello ha permitido que en Castilla-La Mancha se hayan seguido realizando con normalidad los controles de sanidad animal, la calificación sanitaria de las explotaciones, la actividad en mataderos y la certificación para la exportación. 

De esta forma, ha explicado Arroyo, se ha permitido que la cadena agroalimentaria funcionara “a la perfección”, desde la perspectiva ganadera, “como si no viviéramos un momento de extrema dificultad”. Y eso ha sido gracias a todos sus integrantes, y en especial a este colectivo que realiza su trabajo en los distritos de salud pública, en los mataderos o las oficinas comarcales agrarias de la región (OCAS). Su labor, “ha hecho posible, también, disfrutar de la mayor seguridad alimentaria del mundo” ha aseverado el consejero. 

En el encuentro de hoy, desde la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural también se ha puesto a disposición de la Consejería de Sanidad el laboratorio de Talavera, la Unidad Analítica Regional de Sanidad Animal, ubicada en esta ciudad y que depende del Laboratorio Regional Agroalimentario y Ambiental de Castilla-La Mancha (LARAGA) para la desescalada.

Será en este laboratorio de la Ciudad de la Cerámica donde se realicen las pruebas técnicas y PCR en la región para alcanzar hasta las 6.000 diarias, y “avanzar en control de la enfermedad”.

Entre otros temas, en el encuentro de hoy se ha hablado de la importancia de este colectivo que será el encargado de gestionar el registro único de identificación animal que existirá con la nueva Ley de Bienestar, Protección y Defensa de los animales de Castilla-La Mancha.

También se ha informado que en las próximas semanas se va a resolver la oposición de la especialidad, lo que supondrá el incremento de 60 nuevos puesto de profesionales veterinarios, un colectivo imprescindible para el desarrollo de la actividad de la Administración Pública de Castilla-La Mancha.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*