Una decisión de la Audiencia de Ciudad Real rebaja de 10 años a 10 meses la condena de uno de los asesinos de la matanza de Atocha

/Redacción/

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha atendido la petición del abogado de Carlos García Juliá, uno de los asesinos condenados por la matanza de Atocha, de realizar una nueva liquidación de la condena a la que debe enfrentarse su cliente, que se encuentra actualmente en prisión.

Según ha adelantado este viernes el Diario.es, Carlos García Juliá podrá salir de prisión en noviembre, tras rebajarse de 10 años a diez meses la pena que le queda por cumplir, y fuentes de la Audiencia Provincial de Ciudad Real han explicado a Efe que el abogado de Juliá presentó un escrito solicitando la práctica de una nueva liquidación de condena a la vista del cumplimiento de penas en varios lugares y así lo ha acreditado documentalmente.

El hecho de que el abogado haya acudido a la Audiencia Provincial se debe a que este es el último órgano judicial que dictó una sentencia penal contra García Juliá.

Estas mismas fuentes han precisado que por ley corresponde al letrado de la Administración de Justicia que haya emitido la última sentencia penal contra una persona resolver este tipo de peticiones.

Fuentes de la Audiencia han asegurado que los últimos hechos por los que fue juzgado en Ciudad Real Juliá no tienen nada que ver con la matanza de Atocha.

De hecho, se trata de una procedimiento que ha fechado entre 1979 y 1980, del que se dictó ejecutoria de sentencia en 1981.

Ahora ha sido el letrado de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real quien ha acordado a través de una diligencia de ordenación la liquidación de la condena provincial de García Juliá.

Contra esta, han explicado estas mismas fuentes, pueden presentar alegaciones el Ministerio Fiscal y el abogado de García Juliá en un plazo de tres días, que comenzará una vez que se levante el estado de alarma, dado que los plazos procesales están suspendidos.

En el caso de que se presentaran alegaciones, tendrían que ser los magistrados de la audiencia provincial los que tendrán que resolver las alegaciones.

Carlos García Juliá está condenado por ser uno de los autores de la matanza de Atocha, cometida en Madrid en 1977, y fue extraditado en febrero de este año a España tras ser arrestado en Brasil.

La matanza de Atocha fue perpetrada por tres ultraderechistas que irrumpieron en un despacho de abogados.

Asesinaron a tiros a cinco personas, entre ellos tres abogados, un estudiante de Derecho y un administrativo.

García Juliá fue condenado a 193 años de prisión en 1980, pero tan sólo cumplió 14 años de la pena que le había sido impuesta.

En 1991 consiguió la condicional y, años después, logró un permiso para viajar a Latinoamérica por una oferta de trabajo y, aunque el permiso fue revocado posteriormente, nunca regresó a España.

Tras décadas prófugo y un periodo encarcelado en Bolivia, fue arrestado en Sao Paulo en diciembre de 2018, donde se encontraba detenido desde entonces en la sede de la Policía Federal, hasta que fue extraditado a España.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*