Declaración del consejo autonómico de Castilla-La Mancha del Movimiento Europeo por el día de Europa

Con motivo del Día de Europa, 9 de mayo, y siguiendo el ejemplo de otras secciones regionales del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo, invitamos al conjunto de la sociedad de Castilla-La Mancha, a sumarse a su conmemoración con el resto de los ciudadanos y ciudadanas europeas.

El 9 de mayo se cumplen setenta años de la Declaración que Robert Schuman, Ministro de Asuntos Exteriores francés, realizó en París en 1950. En ese discurso, expuso su idea de una nueva forma de cooperación política entre los países europeos que hiciera imposible una nueva guerra, afirmando que “Europa no se hará de una vez ni en una obra de conjunto: se hará gracias a realizaciones concretas, que creen en primer lugar una solidaridad de hecho”.

Desde la presidencia del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo, encabezado por Francisco Aldecoa, se recuerda el papel esencial que están jugando las diferentes instituciones europeas para paliar los daños sanitarios, económicos y sociales de esta pandemia. El profesor Aldecoa pone de manifiesto que está pasando desapercibida la Resolución adoptada el pasado viernes 17 de abril por el Parlamento Europeo, titulada Acción coordinada de la UE para luchar contra la pandemia de COVID-19 y sus consecuencias”, aprobada por una gran mayoría de 395 votos a favor frente a 171 votos en contra y 128 abstenciones. 

El Movimiento Europeo pone en valor las acciones positivas de la Resolución del Parlamento Europeo, en los siguientes ámbitos: La solidaridad europea en el sector de la salud; Las soluciones europeas frente a las consecuencias sociales; Las medidas comunes frente a los efectos económicos; Las decisiones a adoptar frente a la protección de la democracia, el Estado de derecho y los derechos fundamentales; La acción exterior solidaria mediante la cooperación internacional; etc.  En definitiva, una Unión más fuerte y eficaz para proteger a los ciudadanos europeos.

Para Castilla-La Mancha, ¿en qué se traduce todo esto? En el lejano marzo de 2020, (parece que han pasado mil años), se celebró en Yuste un encuentro de las diferentes secciones españolas del Movimiento Europeo con el fin de debatir sobre la Conferencia sobre el futuro de Europa. En aquellas Jornadas, desde la Sección de Castilla-La Mancha del Movimiento Europeo se defendió un Manifiesto por la cohesión y el desarrollo regional de Castilla La Mancha. De hecho, el día 23 de marzo de 2020, se iba a celebrar en Toledo el I Foro por la Cohesión con dos objetivos básicos. Por una parte, mejorar el conocimiento que se tenía de la política de Cohesión de la Unión Europea (UE) y sus implicaciones en la Región. Por otra, estimular y facilitar la participación de los castellano manchegos en su diseño, implementación, seguimiento y evaluación de esas políticas (https://forocohesion.castillalamancha.es/node/4).

Uno de los primeros pasos fue el Manifiesto por la cohesión y el desarrollo regional de Castilla-La Mancha firmado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, los sindicatos Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha, Unión General de Trabajadores de Castilla-La Mancha y la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha, el 18 de febrero de 2020 en Toledo, al que se sumó el Consejo Autonómico de Castilla La Mancha del Movimiento Europeo.

Desde entonces, es sabido, todo ha cambiado. En aquellos días se debatía sobre lo que era importante para los habitantes de Castilla-La Mancha, enmarcados como ciudadanos de la Unión Europea. Estaban los problemas del campo, de la despoblación, de la disminución de los fondos estructurales, la compatibilidad entre el cuidado del medio ambiente y el desarrollo económico dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Antes del COVID-19, toda Europa, casi unánimemente, veía la necesidad de afrontar una serie de retos globales: el Pacto Verde, la Agenda Digital, el desarrollo sostenible; de los que las regiones, lejos de estar ajenos a ellos, eran protagonistas. Tantos sueños, tantas esperanzas …, ¿perdidas? ¿paradas?

La agenda, en principio, se mantiene, aunque, como no puede ser de otra manera, en un segundo plano. La lucha contra la pandemia es ahora la prioridad europea. Bien es cierto que, aunque prima la respuesta a la emergencia sanitaria, no se deja de lado el probable impacto socioeconómico, sin tener muy claro cómo será este. En opinión de casi todos los expertos en temas europeos, la agenda de trabajo de la Comisión Europea formada tras las elecciones de mayo de 2019 tendrá que esperar. 

Por todo ello, resulta esencial que los ciudadanos y ciudadanas de Castilla-La Mancha, conozcan y recuerden los hitos importantes de esta aventura en común como mejor manera para interpretar los avatares del presente y afrontar los retos del futuro. De esta manera, podremos contribuir a una mejor construcción de Europa, debiendo otorgar en dicha tarea un mayor protagonismo a nuestros jóvenes.

La crisis del COVID-19 puede sacar lo peor de las instituciones europeas, pero lo mejor de los ciudadanos que conforman la idea de Europa y, desde un plano regional, sin duda se presentan muchos retos pensando sobre todo en el día t+1, sin olvidar por el momento, el día t, en la lucha contra el virus y con el recuerdo de todos nuestros fallecidos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*