8 m jccm

Piden 4 años de cárcel para dos primos acusados de traficar con drogas en Ciudad Real

/Redacción/

La Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará el próximo jueves, día 27, a dos primos acusados de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas para los que la fiscalía pide cuatro años de prisión para cada uno.

Según el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Fiscal consultado este viernes por Efe, los hechos por los que serán juzgados tuvieron lugar en abril de 2018, cuando uno de los acusados, A.N.G., se dirigió al domicilio de su primo, J.A.C.G., conduciendo un vehículo que estacionó sobre la acera frente al inmueble.

Entonces, este último le proporcionó dos envoltorios de plástico blanco que contenían polvo blanco aterronado y que, una vez analizado, resultó ser 17,48 gramos de cocaína con una riqueza media expresada en cocaína base del 86,29 %.

Transcurridos unos diez minutos, el acusado A.N.G. salió del bloque de viviendas, miró hacia ambos lados de la calle y corrió hacia el vehículo, introduciéndose rápidamente en el mismo e iniciando la marcha con dirección a la ronda de Toledo, siendo seguido por varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Al llegar a un semáforo, aprovechando que el mismo se encontraba en fase roja, un agente le dio el alto y procedió a identificarlo, para preguntarle si portaba algún tipo de sustancia estupefaciente y A.N.G. le entregó, de forma voluntaria, los dos envoltorios, que llevaba ocultos en el interior de sus partes íntimas, y que la iba a destinar a tráfico de sustancia estupefacientes.

Practicada la diligencia de entrada y registro en el domicilio, resultaron incautados un envoltorio de plástico de color blanco conteniendo polvo blanco aterronado que, una vez analizado, resultó ser 1,61 gramos de cocaína con una riqueza media expresada en cocaína base del 85,98 %.

Además, se encontró una báscula de precisión, marca ‘Mico’, modelo ‘MV100’, que presentaba restos de sustancia blanca que arrojó un resultado positivo a cocaína, unas tijeras y una agenda de color negro con anotaciones manuscritas en las cuales se detallaba la cantidad de sustancia suministrada a consumidores, así como la deuda que éstos tenían pendiente, y una bolsa de plástico de color blanco con recortes circulares.

El acusado J.A.C.G. poseía la anterior sustancia con el fin de destinarla a ulterior tráfico.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*