8 m jccm
noticias puertollano

Ence condiciona la planificación de su segunda planta de biomasa en Puertollano a una nueva subasta energética

El director general de Ence, Jordi Aguiló, ha asegurado que la planificación de la construcción de una planta de generación de energía a partir de biomasa gemela y aneja a la existente en Puertollano está supeditada a la convocatoria de una nueva subasta específica para el sector, por lo que la compañía aún no se ha marcado plazos para la ejecución del proyecto, anunciado en enero por el presidente de Ence, Ignacio Colmerares.

En declaraciones a los periodistas realizadas este miércoles durante una visita a la nueva planta de Ence en Puertollano organizada por la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA Renovables), Aguiló ha puntualizado que, mientras tanto, la planta de Puertollano proseguirá con la industrialización del aprovechamiento de sarmientos con nuevas empresas, que se deben dotar de los equipos necesarios.

A juicio de Aguiló, que también es presidente de APPA Biomasa, esta energía tendrá un papel fundamental a la hora de asegurar la gestionabilidad del sistema eléctrico y poder cumplir con los objetivos energéticos de renovables marcados para 2030. Para ello, prosigue, será necesario contar con “una mayor ambición por parte de la administración y subastas específicas que reflejen el valor real de esta tecnología”.

Para Aguiló, las plantas de biomasa de nueva generación deben ser una “parte fundamental” de la sostenibilidad del futuro sistema eléctrico, por lo que deben llevarse a cabo subastas específicas para las centrales de biomasa, “dada su capacidad para aportar electricidad gestionable y firmeza al futuro mix eléctrico renovable”.

En este sentido ha recordado que la última versión del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, en el que se ha reducido “levemente” la aportación de esta tecnología a los objetivos renovables de 2030, o el límite de 6.500 horas a la operación retribuida de las centrales de biomasa “son ejemplos de la falta de ambición de la administración con esta tecnología”.

“Es necesario que se apueste de forma decidida por la biomasa como elemento de una transición energética justa desde la descarbonización, una oportunidad de crecimiento y de generación de empleo”, ha enfatizado Aguiló, al tiempo que ha indicado que la biomasa es “esencial” para cumplir con los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que marca un 42% de renovables para 2030.

Además, ha referido que la bioenergía supone una “auténtica revolución” para los municipios donde se integra, “tanto a nivel económico como de creación de empleo”.

100 MILLONES DE INVERSIÓN

La central de biomasa Biollano-1 de Puertollano, fruto de la última subasta de 2016, fue inaugurada el pasado mes de enero tras una inversión de 100 millones de euros, y viene respaldada por proyectos I+D y un decálogo de empresa que permitirán gestionar la reducción de emisiones y la huella de carbono sin dañar los entornos naturales y limitando el área de recogida de residuos forestales a 80 kilómetros.

La planta, que ya se ha acoplado a la Red Eléctrica Española, producirá unos 325.000 megavatios hora (MWh) de electricidad al año y se abastece, principalmente, de orujillo, sarmiento, restos forestales y hoja de olivo. De esta manera, explican los responsables de la empresa, se reduce la quema incontrolada de rastrojos y se contribuye a la reducción de emisiones de gases a la atmósfera.

El proyecto ha generado más de 500 empleos durante su construcción. En la actualidad emplea a 30 operarios, si bien Ence estima que podría crear hasta 1.300 puestos de trabajo “directos, indirectos e inducidos”.

Además, Aguiló ha remarcado la puesta a punto de la planta solar de 50 megavatios situada junto a la central de biomasa, que permitirá la “hibridación” de ambas instalaciones. Según el representante de APPA, es posible incrementar significativamente las horas de funcionamiento de estas termosolares mediante su hibridación con plantas de generación con biomasa, que pueden ser “gestionables y programables” para producir una energía “firme y estable”.

“UNA CIUDAD ADAPTATIVA”

Al encuentro con los periodistas también han asistido las concejalas del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Puertollano, Ana Carmona y Noelia Caballero.

Ana Carmona ha resaltado el “compromiso con el desarrollo sostenible” de una ciudad “adaptativa, que históricamente ha sabido cambiar y aprovechar las oportunidades”. “El pueblo agrícola y ganadero hasta finales del XIX se transformó en la ciudad minera del siglo XX, más tarde petroquímica, y ahora en una ciudad con el potencial de su talento humano al servicio de una nueva economía circular y verde”, ha dicho.

Carmona ha hablado de Biollano como “una realidad tangible, ejemplo de transición de un modelo de generación con combustibles fósiles a energía renovable”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*