Piden 3 años de cárcel para una madre que tuvo 20 meses oculta y sin escolarizar a su hija para alejarla de su padre

/Redacción/

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita tres años de prisión para Patricia Alicia G.R, una madre de la asociación ‘Infancia Libre’ por un delito de sustracción de menores, ha informado este jueves el Ministerio Público en una nota de prensa.

Subraya que en 2017 la acusada se llevó a su hija del domicilio en el que residían para mantenerla alejada de su padre y que durante los casi 20 meses que la mantuvo oculta, la menor estuvo sin escolarizar.

El escrito de acusación recuerda que, durante su matrimonio, Patricia Alicia tuvo una hija nacida en agosto de 2008 y que tres años después el Juzgado de Primera Instancia número 27 de Madrid dictó sentencia firme de divorcio de mutuo acuerdo en la que se acordó que la patria potestad fuera compartida entre los progenitores, “estableciendo un régimen de visitas de la menor con el padre, de fines de semana alternos con pernocta y periodos vacacionales por mitad”.

Pese a la firmeza de dicha resolución judicial, en octubre de 2017 la acusada, “con ánimo de alejar a la menor de su padre y desvincularla totalmente del progenitor paterno y apartarla definitivamente tanto de él, como del entorno familiar de éste”, se llevó a su hija del domicilio en el que residían en Madrid y del centro escolar al que acudía.

Así, consiguió mantener oculta a la menor de su padre en un domicilio de la localidad madrileña La Cabrera, “y sin escolarizar a fin de evitar que fuera localizada”, hasta que fue hallada por la Policía el 11 de mayo del año pasado.

“Por tanto desde el mes de octubre de 2017 y hasta el 11 de mayo de 2019, fecha en que fue encontrada la menor, la acusada mantuvo a la menor totalmente apartada de su ámbito familiar y de su entorno, sin tener ningún tipo de contacto ni relación con su padre”, añade la Fiscalía.

Un día más tarde de ser hallada la menor, el Juzgado de Instrucción número 38 de Madrid dictó auto por el que prohibía a la acusada comunicarse o acercarse a la menor “hasta que no recayera resolución firme que pusiera fin al presente procedimiento”.

CUATRO DETENCIONES Y NUMEROSOS AFECTADOS

La asociación cobró notoriedad con la detención el pasado 1 de abril de 2019 de María Sevilla, presidenta de Infancia Libre, por sustracción de menores tras incumplir una sentencia que daba la custodia de su hijo de once años al padre del niño, que llevaba sin escolarizar seis meses.

El 11 de mayo los agentes arrestaron a una segunda madre, Patricia González, la ahora aludida, por saltarse reiteradamente el régimen de visitas, y el 21 de mayo a Ana María Bayo, acusada de ocultar a su hija a su expareja durante dos años. Ambas también eran miembros de Infancia Libre.

La cuarta y última detención se produjo el pasado 18 de junio. Rocío de la Osa Ibáñez, vicepresidenta de Infancia Libre, fue localizada en Granada y acompañada por la Policía ante un juzgado por retener presuntamente a su hija incumpliendo resoluciones judiciales.

De la Osa se acogió a su derecho a no declarar ante el Juzgado de Instrucción 9 de Granada. El juez acordó en ese momento como medida cautelar que la guarda y custodia de su hija pasara provisionalmente a cargo de una tía paterna con niñas de su edad, primas de la menor.

Tras conocerse la primera detención, la Unión Nacional de Asociaciones Familiares (UNAF) explicó a preguntas de Europa Press que no tenían contacto con Infancia Libre “desde hacía años” y que todas las comunicaciones vía correo electrónico eran devueltas. Además, desde UNAF precisaron que no habían podido dar de baja a la asociación precisamente porque nunca hubo acuse de recibo por parte de María Sevilla, el único contacto que tenían de esta organización.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*