8 m jccm
noticias ciudad real

Se enfrenta a 4 años de prisión acusado de intentar matar a un hombre en Malagón que supuestamente mantenía una relación con su mujer

/Redacción/

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real tiene previsto celebrar una sesión los próximos días 8,9 y 10 de enero en la que un hombre se enfrenta por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa, concurre las atenuantes de obcecación y reparación del daño, a una pena de 4 años de prisión, así como la prohibición de aproximarse al agredido, su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado, a una distancia inferior a 300 metros y comunicarse con él por cualquier medio durante 6 años; una vez cumplidas las penas, Fiscalía interesa la libertad vigilada consistente en las prohibiciones de aproximarse el procesado al agredido, su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por él a una distancia inferior a 300 metros, así como la de comunicarse con él por cualquier medio por dos años. Fiscalía interesa además se abone el tiempo de prisión provisional y prohibiciones de aproximación y comunicación al procesado. 

Del mismo modo Fiscalía interesa que el procesado indemnice al presunto agredido en casi 14.000 euros por lesiones, secuelas físicas y psíquicas así como a su madre en casi 2.500 euros por lesiones físicas y secuelas psicológicas; y al SESCAM en casi 390 euros por gastos de asistencia médica. 

Acusación 

El escrito de acusación de la Fiscalía señala en sus conclusiones provisionales que, en la tarde del 13 de marzo de 2018, el procesado se enteró por su mujer de que ésta había mantenido durante su matrimonio una relación afectiva con un vecino de su localidad, relación que podía afectar a su situación familiar. Así, sobre las 12:00 horas del día siguiente, el procesado acudió al domicilio de dicho hombre en la localidad de Malagón a fin de “pedirle explicaciones sobre dicha relación, siendo acompañado por su cónyuge”. 

Una vez en el interior del domicilio, detalla Fiscalía, ante las respuestas del hombre a las preguntas del procesado sobre la relación con su esposa, “tras sacarse del bolsillo izquierdo del pantalón una navaja de 10 centímetros de hoja y abrirla, se abalanzó sobre el hombre, cogiéndole la cabeza con la mano izquierda mientras con la navaja que portaba en la derecha le realizaba un corte en un lateral del cuello”. 

Estando el hombre en el suelo, el procesado “continuó propinándole varios golpes con la navaja, llegando a pincharle con ella en el antebrazo izquierdo y en la mano derecha, con los que el agredido se trataba de proteger”, todo ello mientras la esposa del procesado y la madre del hombre allí presentes cita Fiscalía, “trataban de impedir el ataque, consiguiendo finalmente la mujer quitarle el arma a su marido”. Señala Fiscalía que la herida incisa en el cuello del agredido “está asentada en una zona vital, siendo susceptible de haber provocado una hemorragia masiva y potencialmente mortal de haber afectado a estructuras vasculares cervicales de primer orden, yugular y carótida”.

Acto seguido y en el momento en el que el hombre salía del domicilio huyendo, el procesado “lo siguió y volvió a acometerle, provocando que cayera nuevamente al suelo, donde le propinó varias patadas”. 

A consecuencia de estos hechos el agredido sufrió herida inciso-punzante de unos dos centímetros de longitud en el cuello, otra herida inciso-profunda de unos ocho centímetros de longitud en el antebrazo izquierdo, herida incisa de unos cuatro centímetros de longitud en mano derecha y herida cortante superficial en el cuero cabelludo; quedándole como secuelas una cicatriz de cinco centímetros en el antebrazo, otra de unos cuatro centímetros en la mano derecha y otra de cuatro centímetros en el cuello; además a consecuencia de estos hechos el hombre sufre trastorno por estrés agudo. Las prestaciones sanitarias prestadas al agredido generaron unos gastos médicos al SESCAM de 62,70 euros. 

A consecuencia de la intervención de la madre del agredido “tratando de impedir la agresión a su hijo”, ésta sufrió erosión abdominal, contusiones y erosiones en el codo, así como dolor en hombro derecho, presentando además estrés postraumático. Estas prestaciones sanitarias generaron unos gastos al SESCAM de 323,96 euros. 

Sigue relatado Fiscalía que el procesado, en el momento de los hechos, se encontraba bajo “un estrés personal provocado por el conocimiento de la infidelidad de su esposa”. 

El acusado consignó el 26 de noviembre de 2018 10.275 euros para su entrega al agredido y a su madre en reparación de sus lesiones. 

Por auto de fecha de 16 de marzo de 2018, se acordó la prisión provisional comunicada y sin fianza del procesado, situación que mantuvo hasta el 27 de septiembre de 2018 fecha en la que se dictó auto por el que se acordó la libertad con fianza del procesado y la prohibición al mismo de aproximarse al agredido a una distancia inferior a 300 metros, comunicarse con él por cualquier medio y residir en Malagón y su término municipal. Por auto de 27 de diciembre de 2018 se acordó ampliar esas prohibiciones incluyendo la de acudir a la localidad de Malagón. 

La cita del procesado con la Justicia tendrá lugar los próximos 8, 9 y 10 de enero en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*