Home » Castilla La Mancha » El Gobierno de Castilla-La Mancha propone cuantificar el valor económico de la fijación de CO2 en la gestión forestal

El Gobierno de Castilla-La Mancha propone cuantificar el valor económico de la fijación de CO2 en la gestión forestal

/Redacción/

El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luís Martínez Guijarro, ha propuesto hoy en la Cumbre del Clima, que se celebra desde el pasado 2 de diciembre en Madrid, cuantificar el valor económico de la fijación de CO2 en la gestión forestal, es decir, los beneficios que generan los montes.

“Se está hablando en esta cumbre de la valoración del coste de las emisiones de CO2 y los montes lo fijan”, ha apuntado, toda vez que ha señalado la necesidad de que se haga esa valoración económica “para poder financiar el mantenimiento y la gestión forestal sostenible de los montes públicos o privados”.

Martínez Guijarro, que ha intervenido en el evento ‘Incendios forestales y cambio climático. ¿Qué debemos hacer para minimizar la ocurrencia y el impacto de los grandes incendios forestales sobre la biodiversidad y el clima?’, ha señalado que se trata de un debate que hay que generar en nuestro país y a nivel internacional “porque tenemos que devolver a los montes los beneficios económicos que tuvieron hace decenas de años”.

El vicepresidente ha abierto el ‘side- event’ liderado por la región y con el que la COP 25 ha puesto de ejemplo a Castilla-La Mancha por la protección de nuestras masas forestales como una prioridad en estos años. En este punto, ha señalado que el Gobierno de Emiliano García-Page “apuesta por un dispositivo profesionalizado que sirve de modelo a nivel nacional e internacional”.

Martínez Guijarro, que ha estado acompañado por el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha recordado que Castilla-La Mancha fue seleccionada durante los años 2017 y 2018, a través de la Dirección General de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea, dentro de la línea de trabajo denominada ‘Capacidades para hacer frente a las necesidades temporales en los desastres extraordinarios’ por el que parte del dispositivo castellano-manchego pudo ser movilizado para su despliegue y operación a nivel internacional por este organismo europeo y participó, por ejemplo, en los incendios que asolaron Portugal en 2017.

Los técnicos de Castilla-La Mancha son solicitados con cierta asiduidad para la colaboración internacional en catástrofes de esta índole. Tanto así que uno de ellos se encuentra desplazado desde hace dos años como Experto Nacional en la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO) de la Comisión Europea.

Crece el presupuesto para GEACAM

En este sentido, Martínez Guijarro ha destacado el aumento de la partida para la empresa pública GEACAM, la encargada de la gestión ambiental. “Hemos hecho un esfuerzo importante durante los últimos años de incremento de medios materiales, humanos y financieros, que vamos a seguir en el próximo año con un aumento del 18% del presupuesto en la campaña de lucha contra incendios forestales”, ha asegurado.

Un esfuerzo económico que se traduce, según el vicepresidente, en que más de 2.500 personas en Castilla-La Mancha están en la época de extinción, “y en la época de prevención estamos actuando ya en más de 8000 hectáreas de nuestra comunidad autónoma. Tareas de limpieza y de prevención en nuestros montes”, ha concluido.

La apuesta por el Medio Ambiente

Castilla-La Mancha ha sido la primera Comunidad Autónoma en dar luz verde a una Ley sobre Economía Circular, aprobada por las Cortes regionales la pasada semana y que promoverá un triple beneficio sostenible -social, económico y medioambiental- generando condiciones que favorezcan un desarrollo sostenible desacoplado del consumo de recursos no renovables.

La aprobación de esta nueva norma es una muestra más de la apuesta por el Medio Ambiente por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha que cuenta, por primera vez en esta legislatura, con la Consejería de Desarrollo Sostenible que gestiona la política medioambiental, forestal, industrial, energética, de recursos mineros, de economía circular, Agenda 2030, consumo y de las telecomunicaciones, conducentes todas ellas a la consecución de un modelo ambiental, productivo y, por ende, social más sostenible.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*