8 m jccm

Absuelto el joven acusado de agresión sexual en Porzuna

/Redacción/

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real ha absuelto a un joven de los delitos de agresión sexual y amenazas en la localidad de Porzuna por los que venía siendo acusado y por los que Fiscalía pedía para él una pena de casi 12 años de prisión. La Sala pide además que se ponga en libertad a este joven.

Hechos probados

La sentencia de la Sala detalla en sus hechos probados que el joven acusado, de 20 años, y la denunciante nacida en el año 2000, ambos vecinos de la localidad ciudadrealeña de Porzuna, se conocen desde que tenía unos 12 años, “y empezaron a enrollarse en plan besos, tocamientos, etc durante un curso, en 1º de la ESO y después de forma esporádica hasta que a mediados del mes de marzo de 2018 mantuvieron una relación sexual, siendo la misma consentida. 15 días más tarde mantuvieron otra relación sexual igualmente consentida”. 

Sigue relatando la sentencia que, sobre las 02:14 horas del 15 de abril de 2018, el acusado, se puso en contacto con la denunciante a través de WhatsApp mientras la misma se encontraba en el domicilio de otra persona junto a otras dos, “preguntándole el acusado dónde se encontraba y después mantener una breve conversación, ella le dijo: “No quiero hacer nada más”; “Estoy con un chico”; diciéndole el acusado entre otras cosas: “Ya te veré”; “Jejeje”; “Sabes k conmigo el tonterio ese cero”, contestándole la chica: “Que me estás contando”. 

El acusado, entonces, “con ánimo de conminar a la chica para que accediera a encontrarse con él, le dijo: “si te tengo hasta graba follando” por lo que la denunciante quedó con él para hablar en el parque de la localidad, insistiéndole el acusado en que fuera “sola”. 

Concluye la sentencia que, sobre las 02:30 horas, la denunciante se dirigió al parque y cuando llegó el acusado “comenzaron a andar, hasta llegar a un callejón que da acceso a un descampado, lugar en el que ambos mantuvieron relaciones sexuales completas”, por lo que manifiesta la sentencia “sin que hayan quedado acreditados los actos de agresión física ejercidos por el acusado hacia la chica, con la finalidad de que ésta, mantuviera dichas relaciones sexuales, ni por tanto las palabras amenazantes que el mismo dirigió a la víctima si denunciaba lo acaecido”. 

Así detalla la sentencia en los fundamentos de derecho que “esta Sala no ha podido dar como probado, por existir serias dudas , que el acusado empleara la fuerza o violencia que describe la propia víctima para vencer su voluntad y mantener por ello, las relaciones sexuales completas (penetración) tanto por vía vaginal como bucal”, sigue relatando además que la “absolución ha de extenderse al delito de amenazas, ya que, no dándose como acreditado que el acusado cometiera el delito de agresión sexual, ningún sentido, ni razón, ni finalidad tienen las mismas”.  

Contra dicha sentencia se puede interponer recurso de apelación ante la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*